Llámanos

+(34) 695 355 239

¿Bajar De Peso O Adelgazar?

Escrito por:

Publicado el:

Etiquetas:

Compartir:

Es Común Pensar Que Ambas Expresiones Se Refieren A Lo Mismo

Nada me ha dado más trabajo todos estos años que el convencer a mis clientes de que lo que ellos realmente quieren es “adelgazar”. La mente de la gente está dominada por la idea equivocada de “bajar de peso”.

He pasado mucho tiempo convenciendo a mis clientes de que lo importante no es “bajar de peso”, lo importante es adelgazar que quiere decir “reducir la grasa del cuerpo”.

¡Hay una diferencia! El cuerpo humano está compuesto de muchas cosas: huesos, nervios, músculos, agua, grasa, minerales, etc., etc. La gente en general que viene a buscar ayuda está poseída por la idea fija de “bajar de peso”. Las personas se atormentan con sus metas de “bajar de peso”.

Sin embargo, el problema de la población no es que pese mucho. El problema de la población es que tiene mucha grasa.

La diferencia aquí es que lo que realmente deseamos es reducir es la GRASA del cuerpo. No queremos reducir ni el agua, ni los huesos, ni la musculatura del cuerpo. Solo la GRASA. O sea, queremos “adelgazar”.

Muchas personas siguiendo la meta equivocada de “bajar de peso” le han hecho daño permanente a su cuerpo.

Por ejemplo, hace poco conocí a una joven que tenía su cuerpo con piel caída y colgante en su abdomen, brazos y hasta en la cara.

Esta joven de 17 años parecía tener por lo menos 25 años de edad. Había envejecido prematuramente.

La joven en cuestión había experimentado severas depresiones por su obesidad y su decisión había sido la de “bajar de peso”.

De hecho, bajó 36 kilos de peso, pero lo hizo con una dieta inhumana en la cual solo comía sopa de repollo 3 veces al día por unos 10 meses.

Logró bajar 36 kilos de peso, pero en el proceso le causó tanta hambre a su cuerpo que destruyó una porción significativa de toda su musculatura.

Como la musculatura es la que sujeta la piel, al destruir los músculos toda la piel le quedó colgando y se le deformó su joven cuerpo. El daño es permanente.

Lo que se desea lograr es “adelgazar”. No queremos destruir la musculatura del cuerpo porque la musculatura es la que sujeta la piel como si fueran cables tensores.

Si hacemos que el cuerpo pase hambre, la musculatura se destruirá y la piel nos quedará colgando. 

Ya en este punto solo los cirujanos plásticos nos pudieran ayudar y naturalmente nunca quedaremos como si hubiéramos hecho las cosas bien.

Si usted decide adelgazar deberá olvidarse de su peso. El peso habrá de bajar, pero lo que es IMPORTANTE es que se reduzca la GRASA.

Cuando la grasa se reduzca notará el cambio en su talla de ropa y si es un hombre lo notará en su cintura. ¡Eso es lo importante, reducir la talla de ropa!

Si la talla de ropa o la cintura se reducen, ello quiere decir que estamos haciendo lo correcto que es reducir la GRASA del cuerpo.

La mayoría de la gente tiene un serio malentendido con la grasa. La grasa no es una sustancia pesada. ¡De hecho, lo más liviano del cuerpo es la grasa!

Lo que realmente pesa mucho en el cuerpo es el agua, los músculos y los huesos. Si usted observa bien habrá podido ver que en la playa o en la piscina la gente que tiene mucha grasa en el cuerpo flota con facilidad, mientras que los delgados casi no pueden flotar. La grasa es liviana y flota.

El problema de la grasa es que es una sustancia VOLUMINOSA. O sea, es una sustancia que ocupa mucho espacio. Pero, la grasa no es una sustancia pesada.

Despreocúpese del peso, concéntrese en reducir la talla de ropa o la cintura. Guarde la báscula para que no se ponga ansioso pesándose a cada rato.

Si usted ocasiona una situación de estrés como quiera, no podrá adelgazar porque habrá provocado una alta producción de la hormona del estrés, cortisol. El cortisol es una hormona que engorda y no le permitirá adelgazar.

No trate de adelgazar poniéndose en un severo estrés o presión extrema por “bajar de peso”, ya que usted mismo se habrá saboteado los esfuerzos.

Si usted padece de varias condiciones de salud, siempre se le hará más difícil el adelgazar que si estuviera en perfecta salud.

Digamos, si usted padece de alta tensión, o de asma, o de diabetes u otra condición, ello indica que su cuerpo no está en un estado óptimo.

Un cuerpo saludable adelgaza con mucha facilidad. Un cuerpo enfermizo es lento bajando de peso.

En cuanto a las expectativas, se debe estar consciente también que el cuerpo mientras más joven sea mayor potencial tiene de recuperarse el metabolismo y adelgazar.

Las mujeres siempre adelgazan más lento que los hombres. No se le ocurra entrar en una competición por adelgazar con su marido.

La razón es que el hombre tiene mucha más musculatura (40% más) que la mujer. Como es la musculatura la que “quema” la grasa, los hombres siempre adelgazan más rápido que ellas.

Lo importante es saber lo que queremos: aumentar el metabolismo y “adelgazar”.